Los trips (Thysanoptera: Thripidae) son pequeños insectos de cuerpo alargado con antenas de 7 a 8 segmentos y dos pares de alas plumosas que utilizan para trasladarse con el viento. Su aparato bucal esta formado por una mandibula con la que perforan el tejido vegetal y dos estiletes que son insertados en el tejido para succionar la sabia.

El daño que provocan es por una parte, mecánico al romper el tejido e infeccioso al transmitir diversos tipos de virus. En general,  son insectos polífagos y muchas especies son dañinas para los cultivos.

En Chile algunas de las especies de importancia agrícola son Trips tabaciFrankliniella occidentalisFrankliniella australis. Las hembras insertan sus huevos en la epidermis de las hojas, de donde emergen las ninfas (larvas) que no tienen alas (ápteras) y por lo tanto se mantienen en la planta, luego bajan a pupar al suelo y emergen los adultos.

El daño que ocasionan se caracteriza por una deshidratación en la epidermis o russet.

Para el control de trips, se puede utilizar el insecto depredador Chrysoperla defreitasi.